Como escribir una canción exitosa

Nosotros los compositores siempre andamos a la expectativa de encontrar nuevas ideas que nos inspiren y nos lleven a componer esa gran obra. Frecuentemente estamos a la espera de esa gran idea que sea muy mercadeable y por consecuencia se convierta en una obra muy popular.
Para eso tenemos que asegurarnos de poder reflejar, en nuestra obra, imágenes concretas y correctamente elaboradas.
En este artículo analizaremos un método en particular que puede ayudarnos a mejorar la capacidad de agilizar nuestra mente y que la creatividad aflore con una mayor facilidad.
Comenzaremos por tomar una palabra – un lugar por ejemplo – como la etapa principal para el desarrollo de nuestra canción. Luego utilizaremos los sentidos como punta de lanza para el desarrollo concreto de nuestra nueva creación. O sea trabajaremos con el tacto, olor, sabor, sonido, vista y movimiento.
Conseguiremos conectar correctamente con la audiencia si utilizamos verbos (acciones) y adjetivos que logren describir adecuadamente esas acciones. Por ejemplo tomemos esta expresión:

  • Solo quiero pensar en ti

La oración carece de contenido que la describa si la comparamos con las siguientes:

  • Pensar en ti es mucho más que imaginarte, es sentir tus manos y tocarte aunque ya no estés aquí.
  • Un sueño eterno, que vivo y muero, cuando a solas pienso en ti.
  • Un suspiro sale de mi alma y hasta huelo tu perfume solo con pensar en ti.

Son las expresiones y el correcto uso de los adjetivos lo que mantendrá a tu audiencia conectada con el contenido de tu canción.
Ya completamos el uso concreto de palabras para conectarlo con las emociones y ahora tenemos que trabajar la historia para que este correctamente estructurada.
¿Cómo lo hacemos?
Si tomamos una persona como centro de nuestra historia tendremos dos tipos generales que abordar en la misma: los datos externos que son los que suceden alrededor del personaje y los internos que son sus sentimientos con relación a la situación en cuestión. Tenemos que tratar de justamente intercalar ambos pasos con un justo balance porque tener mucho detalle de un lado o del otro puede convertir nuestra obra en una aburrida, confusa e impersonal para el oyente.
Así que de manera narrativa podemos ir de sus sentimientos a los hechos concretos o de los hechos concretos a sus sentimientos con relación a ellos pero de una manera balanceada.
Eso es muy importante con relación a la manera en que tratamos de inspirarnos para que nuestra imaginación aflore y podamos estructurarla correctamente.
¿Que pasa con las rimas, la estructura y la melodía?
Eso lo trabajaremos en el próximo artículo.
 

Dejar un comentario

Favor de o registro para enviar.

Agregar comentario